Ramas

Lo cierto es que siempre me voy por las ramas

Porque lo que quiero es masticar todas las pollas y todos los coños

para engrasar el vil garrote con el que sueño todos los noviembres

Con él y con el desorden antiguo, acabaré eructando

los rostros

que tengo

atravesados.

Sería un gran comienzo.

Luego será el turno de la necrofrilia.

No puedes escribir sin aceptar que estás enferma.

No se puede escribir con corsé y liguero.

La ropa interior tiene que estar ajada,

goma cedida, tetas sueltas, mácula de las últimas menstruaciones.

Porque esa es la verdad.

Lo demás, un crisantemo de un millón de bitcoins.

Codicia

Humana

Pero la del suelo,

la avaricia del tiempo…

dislalia, bulimia, sequedad, aridez.

Lucidez.

Autor: Ángela Aragón

Lo que más me divierte en la vida es jugar con el lenguaje. Y esto es lo único que hago. Jugar y ver cómo lo hacen otrxs. Ya sea con textos propios o como redactora de marketing de contenidos, siempre vivo entre palabras. Como todxs. El mundo solo es una palabra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s