Thermal equilibrium

I am an ice baby.

My mum’s starving cells are boiled with low temperature

That’s why I’m dead between the arms of the woman who bare me.

Neither she or cops dare to touch me

I am an ice baby

If they embrace me, I will fall apart

If they ignore me, I will melt

The truth is… It doesn’t matter

I don’t know what being alive is like

They can do everything they want with me

As you did yesterday,  when you passed by me on your way

to the grocery

Yesterday I was a hot blood and powerful lungs baby

You would know, If you didn’t always walk with the music attached to your ears.

La, La, land.

Today I’m also a viral baby

The tragedy of the day on your timeline

your saviour anger racing

headlines, likes, 140 features, gifs, memes.

Yesterday I was oxygen,

today solidified water

Tomorrow, no one.

 

 

 

 

 

 

Equilibrio térmico

Soy un bebé de hielo.

Las famélicas células de mi madre se cuecen a baja temperatura.

Por eso estoy muerta entre los huesos de quien me engendró.

 

Ni ella ni los policías se atreven a tocarme

soy un bebé de hielo.

Si me abrazan, me quiebro.

Si me ignoran, me derrito.

La verdad es que me da igual.

No conozco la vida y ya estoy muerta.

Mi destino es el mismo.

Pueden hacer conmigo lo que quieran.

Como ayer, cuando pasaste frente a mí de camino al supermercado.

Ayer era una niña de sangre caliente y pulmones potentes.

Lo sabrías si no caminaras con la música adosada a los oídos.

La,la, land.

Hoy  también soy un bebé viral.

La tragedia del día en el Timeline.

El acceso de rabia redentor.

titular, like, 140 caracteres, gif, meme.

Ayer fui oxígeno,

hoy agua en estado sólido.

Mañana, nadie.

 

Trabajar en un poema

Trabajar en un poema me lleva a la conciencia de estar dentro del grupo de los privilegiados, incluso cuando aún se vive en el hogar materno y la amenaza de su muerte llena todos los espacios. Trabajar en un poema significa tiempo y libertad. Ambos necesarios para crear.

Sin embargo, cada día se me desatan los privilegios. Y es ahora cuando recuerdo con nostalgia la adolescencia por primera vez. Yo, que abominaba del pasado, quisiera volver a él, para ir a la biblioteca y escribir por placer y, sobre todo, sin esperar nada a cambio. Tampoco reconocimiento. Solo bastaba juguetear con las palabras hasta crear un mundo distinto que emergía poco a poco, sin saber de dónde ni cómo. La función de la triste joven que golpeaba las teclas se limitaba a constituirse en medium entre sus sesos y el mundo exterior. La técnica no importaba.

Por ello, decidí hace unos meses retomar la escritura desde ahí. Desde las entrañas y el experimento. Aún no puedo enseñaros nada, pero estoy avanzando más de lo que había avanzado jamás. La melancolía por la pasión pueril de una adolescente veleidosa le ha dado la mano a una adulta rebelde sin más esperanza que la de hacer agujeros para fabricar tiempo en el que entretenerse. Y así ha vuelto la bestia que no escatima en vísceras,sangre, píxeles y fibra óptica.

Así, os invito a vosotros, que seréis dos, tres a lo sumo, a que os suméis a la rebeldía de los agujeros y os pongáis a trabajar en un poema. Si no os gustan las palabras, no os preocupes: cualquier artefacto bello y honesto es poesía.

                         POEMA

    Tú eliges el lugar de la herida

     en donde hablamos nuestro silencio

     Tú haces de mi vida

     esta ceremonia demasiado pura

                                                                                              Alejandra Pizarnik, Los trabajos y las noches