Una puta de 13 años

Soy una puta de 13 años.

Mi madre y mi padre, un puñado de cenizas disueltas en cal y hormigón.

Y mi hermana pequeña es otra puta,pero de 8 años.

En el campo,un policía la estrenó.

Yo me acuesto 3 veces en semana con tu marido y

dos veces con tu novio ciclado.

Tranquila,conmigo tampoco se le levanta. 

Por eso,espero ansiosa su visita.

No porque no me la mete, sino porque

soy yo quien le introduce un tercio de cerveza en el ojo del culo.

Tendrías que ver su cara.Disfrutarías tanto como yo con su humillación, ¿acaso no te culpa a ti de su impotencia?

A veces le dejo que me toque un pezón:mis pechos son tan pequeños… me descojono con su desesperación al alargar el brazo.

Eso es todo lo que puede hacer tu novio cuando intenta follar, ¿se atreve contigo?

Soy una puta de 13 años que preferiría morir y matar con ensañamiento.

Mirando a los ojos y

sonriendo a mandíbula abierta.

Me sentiría como en casa.

Thermal equilibrium

I am an ice baby.

My mum’s starving cells are boiled with low temperature

That’s why I’m dead between the arms of the woman who bare me.

Neither she or cops dare to touch me

I am an ice baby

If they embrace me, I will fall apart

If they ignore me, I will melt

The truth is… It doesn’t matter

I don’t know what being alive is like

They can do everything they want with me

As you did yesterday,  when you passed by me on your way

to the grocery

Yesterday I was a hot blood and powerful lungs baby

You would know, If you didn’t always walk with the music attached to your ears.

La, La, land.

Today I’m also a viral baby

The tragedy of the day on your timeline

your saviour anger racing

headlines, likes, 140 features, gifs, memes.

Yesterday I was oxygen,

today solidified water

Tomorrow, no one.

 

 

 

 

 

 

Equilibrio térmico

Soy un bebé de hielo.

Las famélicas células de mi madre se cuecen a baja temperatura.

Por eso estoy muerta entre los huesos de quien me engendró.

 

Ni ella ni los policías se atreven a tocarme

soy un bebé de hielo.

Si me abrazan, me quiebro.

Si me ignoran, me derrito.

La verdad es que me da igual.

No conozco la vida y ya estoy muerta.

Mi destino es el mismo.

Pueden hacer conmigo lo que quieran.

Como ayer, cuando pasaste frente a mí de camino al supermercado.

Ayer era una niña de sangre caliente y pulmones potentes.

Lo sabrías si no caminaras con la música adosada a los oídos.

La,la, land.

Hoy  también soy un bebé viral.

La tragedia del día en el Timeline.

El acceso de rabia redentor.

titular, like, 140 caracteres, gif, meme.

Ayer fui oxígeno,

hoy agua en estado sólido.

Mañana, nadie.

 

Omran y El observador internacional de Erika Marínez

 

OBSERVADOR INTERNACIONAL

Dice una vieja crónica

que durante la guerra

los niños no lloraban

ni frente a los peores atropellos

 

Contigo en brazos, me pregunto

si escribió esas palabras

un testigo real de aquel infierno.

 

Tú lloras, hijo mío, porque sabes

que a cambio te daré

un poco de consuelo

Erika Martínez Color Carne

El niño de Bescansa somos todxs

Tengo una madre huérfana por tres veces: primero el pare, luego la madre y por último el marido. El último mazazo: el que le ha dejado el corazón metafórica y literalmente destrozado. Tengo dos hermanxs que viven para trabajar, el sueldo de uno de él apenas llega para subsistir. Tengo también dos sobrinxs hijxs de este último, que son felices, a pesar de la desesperación de sus padres y de los kilómetros que les separan del resto de su familia. Mis sobrinxs tienen una madre que no puede permitirse trabajar porque no podría costear las clases extra escolares y lxs cuidadorxs que necesitaría contratar para sustituir a mi cuñada y a mi hermano. Por su parte, mi hermana tiene un buen sueldo, “gana bien”, pero no sabe hasta cuándo y tiene 41 años.

el niño de bescansa
Tengo también una persona a la que adoro en el hospital , a cientos de kilómetros que sólo tiene un hermano, que también resultó afectado por el accidente de tráfico que tuvieron hace cuatro meses, que pueda cuidarla. Ella tiene otra hermana que está en la República Dominicana porque aquí no encuentra trabajo. Estos tres no tienen ni al padre ni a la madre que los trajeron desde Argentina en busca de un futuro mejor. Murieron y no dejaron más herencia que un apartamento y un inmenso amor. Las dos hijas abandonaron su trabajo para cuidar a su madre enferma de cáncer. Era la segunda vez que enfermaba.

Cuando mi madre tenía mi edad, tenía un marido, tres hijxs, un negocio, una madre huérfana por tres veces y cuatro hermanxs. Gracias a sus cuatro hermanxs y a ella, su madre huérfana por tres veces jamás pasó un día de su vida sola, ni una noche de hospital sola. Todos los meses unx hijx se mudaba a su casa, para que “Mama” estuviera acompañada siempre. Lxs hijxs de mi madre no necesitaron niñerxs porque no estaba prohibido jugar en la calle. Todxs estábamos en la calle, con las canicas, con los trompos, con las combas, con los cromos… depende de la temporada. Pero mi padre y madre,que sudaban y lloraban mucho en el negocio, quisieron que estudiáramos y tuviéramos un futuro mejor, en un lugar mejor. Lxs tres trabajamos en el negocio, estudiamos y vivimos en lugares mejores. Cuando mi padre enfermó, como las argentinas que abandonaron sus vidas para cuidar a su madre, yo, que era la única que no me había casado aún con el banco, me dediqué a cuidar al agonizante y a la futura huérfana. Cinco años más tarde, ella sigue siendo huérfana y yo sigo con ella. Mis hermanxs están solxs viviendo en lugares mejores, ocultando sus noches a solas en el hospital para no destrozar aún más el corazón de la más
huérfana de todxs.
Todxs estamos solxs. El estado, la globalización nos ha desamparado porque ha decidido que la única prioridad de un país es incrementar su PIB. Los niñxs no son lxs únicxs que sufren las consecuencias de la imposibilidad de conciliar la vida laboral y familiar, somos todxs. Y esto es así porque la ética del cuidado no forma parte de la legislación, cuestión que no deja de ser una contradicción porque el objetivo de las leyes es precisamente ése: cuidarnos, protegernos. No sólo unxs de otrxs, sino también unxs a otrxs.